Páginas vistas en total

sábado, 7 de agosto de 2010

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE UBEDA Y BAEZA (I)

No quería marcharme de Jaen sin volver a dos ciudades donde pase algunos años de mi vida. Me toco hacer el servicio militar en Úbeda y tengo gratos recuerdos de ambas ciudades, IUbeda donde viví y Baeza a la que visite con frecuencia, sobre todo de las salidas dominicales donde pasabamos horas y horas recorriendo y "bebiendo" ambas ciudades. Cosas de la edad.

Las ciudades andaluzas de Úbeda y Baeza, su dualidad urbana y su unidad cultural, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2003. Aportan a dicho patrimonio "la exportación e influencia de sus talleres de piedra en el mundo latinoamericano, como ciudades típicamente renacentistas con sus enrejados, las carpinterías interiores y exteriores, las tejas, un poco la trama urbanística y el tipo de edificios es lo que llevaron los españoles a América y fueron los artesanos de Úbeda y Baeza los que mayoritariamente se embarcaron" en los navíos que iban a América" según recogió la citada candidatura.

Pasear por las calles de Úbeda nos traslada a épocas muy antiguas ya que vemos construcciones de período de la dominación árabe, en el siglo IX, y también de la Reconquista, en el XIII. Pero sobre todo la influencia renacentista del siglo XVI. Toda esta transformación de ciudad se exportó posteriormente a la arquitectura de Hispanoamérica.

El renacimiento vive hoy en sus calles y un paseo tranquilo, sin prisas, nos lleva a ver todos sus monumentos, como la catedral o la casa consistorial, obra maestra del renacimiento, también los palacios ducales de los grandes señores de la época como el de Vázquez de Molina o el Dean Ortega o el Palacio de los Busianos.



La arquitectura religiosa tiene su cumbre en la ciudad en las Iglesias de San Pedro o la de la Santisima Trinidad.

Úbeda entrega al mundo un patrimonio inigualable difícil de olvidar y que afortunadamente a todos nosotros nos toca preservar y salvaguardar para nuestras generaciones futuras.

Un consejo, déjense guiar por alguna de las empresas locales, merece la pena conocer la historia de cada palacio, cada iglesia y cada monumento y después siéntense a tomar una cerveza en una terraza local y hablen con los ciudadanos, amables y campechanos, es la mejor forma de meterse de lleno en la ciudad.

2 comentarios:

  1. ¿El servicio militar en Úbeda? Ya debes tener nietos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Si querido Eugenio hice la mili en tu pueblo, en la Academia de la guardia Civil, fui de la primera promoción de Guardias Civiles auxiliares, año 82 del siglo pasado y aunque mayor, no soy viejo como para tener, todavía, nietos no me disgustaria pero no tengo, acabo de hacer 46.
    un saludo y gracias por tu comentario

    ResponderEliminar