Páginas vistas en total

miércoles, 31 de agosto de 2016

DESDE MI VENTANA: KENIA. LOISABA RANCH Y SUS BED`S STARS.


Un sol muy rojo nos despide a tarde, sobre él se proyecta un grupo de jirafas, del leopardo no hemos encontrado ni rastro. Los leones que mataron la cebra, suben montaña arriba en ordenada fila de a uno. Llegamos a Loisaba Ranch y nuestros "camareros" samburu nos esta esperando. Comentamos el safari de la tarde donde hemos podido ver algunos animales como la cebra de grevy y manadas de orix, no ha sido el mejor safari de animales pero las planicies de Loisaba merecen la pena.

Ya en el lodge , mis compañeros empiezan a darse cuenta de lo que nos queda esta noche. Dormiremos al are libre sobre una de las chozas de Loisaba. Subidos a la cabaña podemos comprobar los sencillo el lugar. Una cabaña con un espejo, una habitación que hace las veces de baño con una ventana al exterior, un armario y el cielo raso. Las cabañas s encuentran en la ladera de una colina, debajo el río Ewaso River, enfrente las peñas de Loisaba. Empieza a caer la noche y ya hace frío, nuestro samburu destapa la cama y le mete varias bolsas de agua caliente. Se despide y nos deja solo con la inmensidad del cielo.

Acostado sobre el lecho, "sólo" alcanzo ver millones de estrellas en un cielo claro. El frío se deposita en el rostro, una estrella fugaz cruza el firmamento, una hiena ríe debajo de nuestra cabaña, un elefante barrunta a lo lejos y algunos chotacabras revolotean por encima de nuestras cabezas. Todos estamos en silencio. Como espectadores de una gran obra de teatro, todos los actores, las estrellas, los animales, las nubes, los ruidos de la noche..., todas desfilan delante de nosotros. Me voy quedando dormido, la emoción da paso al sueño. Me despertaré varias veces en la noche con el rugido del león y la risa de la hiena. Me despertare varias veces por la emoción. Esperé que llegue el alba por que la noche es hermosa y el sol, que romperá el sueño, será el regalo ideal para tan hermosa experiencia.

Al despertarnos entre abrazos de amistad con Joseph, nuestro guía pude observar desde mi terraza la enorme experiencia que habíamos tenido. Y ya en el coche, con un globo que cruza sobre nuestras cabezas, despedimos el safari en Loisaba, donde sentimos la noche metida en nuestro saco y sobre nuestra piel.

Dormir sobre un árbol en la sabana keniata, es una experiencia única y recomendable y el haberlo vivido una de esas muescas que llevaré siempre en mi cartuchera.  Si queréis saber más sobre Kenia, os dejo  un enlace.

martes, 30 de agosto de 2016

CADIZ: ATARDECERES MÁS BELLOS DEL SUR

Se cae la tarde en Zahara de los Atunes

Han sido estos últimos días de viento de Levante en Cádiz, difíciles de aguantar para los menos acostumbrados pero llevaderos y aprovechables para todos los que disfrutamos de estas hermosas tierras gaditanas. Escribí hace tiempo un artículo sobre que es lo que se puede hacer en Cadiz cuando sopla el viento de levante y tiene miles de visitas, sobre todo este año que no para de soplar. Lo tenéis en este enlace.

Pero en esos mismos días de viento, los cielos se limpian y nos dejan algunos de los atardeceres más bellos que se pueden observar en la península, atardeceres llenos de luz y alegría como los que os enumero aquí. Conil esta masificado en agosto, pero sus grandes playas hacen que los atardeceres sean maravillosos.

Atardecer en la playa de Los Bateles de Conil de la Frontera

Al pasear por las calles de Cadiz uno siempre acaba en el mar, desde la alameda y sentado tomando un gin tonic, uno puede cazar esta hermosa caída de la tarde.











Cae a tarde en el "malecon gaditano"










Romántica despedida de la tarde en la Playa de la Caleta en Cadiz

domingo, 28 de agosto de 2016

SINGAPUR: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD JARDÍN BOTÁNICO

En mi enésima visita a Singapur, por fin he podido visitar su Jardines Botánicos, era casi un pecado no haberlo echo antes, pero la verdad es que siempre para poco tiempo en la ciudad-enlace. Esta vez me quedaron unas horas para visitarlo y aprovechar para ver lo que la Unesco proclamo el año 2015 como Patrimonio de a Humanidad.

Este jardín botánico fue fundado en 1860 y posee 52 hectáreas de terreno para las que se necesitan según la guía que atiende en la entrada más de 5 horas como mínimo para poder contemplar todo su contenido. En su origen fue un laboratorio para desarrollar cosechas que potencialmente pudieran ser rentables, como el caucho o el café. Hoy contiene un herbario con más de 600 mil especímenes, una biblioteca con documentos de archivo desde el siglo XVI, una colección de árboles de franchipán, un Jardín de la Evolución y una jungla singapurense original. Dentro del mismo espacio se encuentra también el Jardín Nacional de Orquídeas con más de 60 mil plantas y una sala refrigerada con orquídeas de climas más frescos. Las orquídeas son unos seres vivos extraordinarios, y sin duda vale la pena contemplarlas. Otra joya que habita aquí es la ‘Vanda Miss Joaquim’, la flor nacional de Singapur, descubierta en 1893 por Agnes Joaquim en su propio jardín. No es quizás la más hermosa pero sin lugar a dudas ocupa un espacio importante en la vida del ciudadano de Singapur y un espacio preferencial en sus casas.

El jardín es un lugar de encuentro de los ciudadanos y de los turistas y en sus alamedas, lagos y parterres podemos observar ingleses enamorados de esta belleza, singapurenses que meriendan bajo la sombra de sus árboles, niños que han venido de excursión o turistas curiosos como nosotros que hemos acudido por su fama y que nos refugiamos en uno  de sus bares para disfrutar del aire acondicionado de esta húmeda tarde de agosto.

Se llega en metro y en taxi, si lo haces en e primero es por la entrada sur y el segundo por la norte, está cerca de la famosas avenida de Orchard, paraíso de las compras y tiene servicio de coche eléctrico para los que lo necesiten o los más perezoso. Os he dejado más fotografías en este enlace.

sábado, 27 de agosto de 2016

INDONESIA: DESDE MI VENTANA MARES DE AZUL INFINITO


Hemos navegado estos días en el barco Damai con base en Bali y hemos recorrido el archipiélago indonesio, concretamente la zona del Parque Nacional de Komodo a la búsqueda de aventuras y espacios nuevos que conquistar para los viajeros de Ecowildlife.

El Parque Nacional de Komodo, en Indonesia, está formado por 29 islas, siendo Komodo, Rinca y Padar las más grandes, conformando 2.193 kilómetros cuadrados de superficie total. Fue creado en 1980 para proteger los dragones de Komodo, endémicos de estas islas. Se estiman que en estas islas viven alrededor de 6.0000 dragones, así como aves y plantas únicas endémicas de la zona. Estas islas e islotes albergan playas de aguas cristalinas y paisajes de infinita belleza. Las playas del Parque compiten en belleza hasta el punto de que alguna de ellas exhibe un llamativo color rosa debido a los restos de coral rojo pulverizado que se mezclan con la arena. El parque fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986.

Al Parque Nacional se accede desde Labuan Bajo, la población más occidental de la isla de Flores. Para ello existen dos opciones: un tour en barco de un día que regresa a Labuan Bajo en el mismo día, o bien, en tour de varios días que lleva de regreso hasta, parando en la isla de Komodo, y otras islas. Esta fue nuestra elección y acertamos. Desde la cubierta del barco y desde los ventanales de algunos de los camarotes vimos amaneceres y atardeceres infinitos y navegamos en solitario solo cruzándonos con algún otro barco por lugares míticos como el Manta Point o la Isla de los Zorros Voladores donde esta especie de murciélago gigante vive en enormes bandadas en los manglares que rodean las islas. El ocaso hace de despertador natural para que miles de ellos levanten el vuelo cubriendo parte del cielo del parque. Se dirigen al interior de las islas para pasar la noche devorando frutos silvestres.

Momentos mágicos e irrepetibles que nos traían a la memoria las novelas de Joseph Conrad que navego por esta islas describiéndolas con detalle o al naturalista Alfred Wallace que nos enseñó nuestra evolución observando sus seres vivos. De la mano de nuestro patrón, Alberto Reija, brindamos en la solitaria Komodo por esta hermosa expedición que finaliza en la cubierta del Damai viendo el cielo de infinitas estrellas en una madrugada más. Os he dejado más fotos en este enlace.

miércoles, 24 de agosto de 2016

INDONESIA: BUSCANDO AL DRAGON DE KOMODO

Hemos bajado en nuestra lancha por dos tardes consecutivas,  una en la isla de Rinca y otra en la temible Komodo, ambas forman parte del  Parque Nacional del mismo nombre. Al caminar por los senderos más turísticos de la primera y al bajarnos a la playa de la desierta Komodo, casi todos los viajeros teníamos la sensación de que íbamos buscando al mismísimo demonio. No les faltaba razón ya que el objeto de nuestra búsqueda no goza de las más mínimas simpatías entre sus presas.

En alguna de las islas de Indonesia central habita un increíble depredador que puede alcanzar los tres metros de longitud y los 140 kilos de peso. Se trata del dragón de Komodo (Varanus komodoensis), una especie de saurópsido de la familia de los varánidos. En ocasiones temido pero de gran admiración por parte de los científicos pues son considerados auténticos fósiles vivientes.

Mucho se ha hablado de este lagarto desde su casual descubrimiento en 1912 por parte de un piloto que se estrelló en las íslas. Investigadores de todo el planeta viajaron al lugar para estudiar el increíble hallazgo, que desde entonces no ha dejado de sorprendernos. Descienden de un reptil marino que vivió hace 136 millones de años y que podía llegar a alcanzar los 17 metros de longitud. El dragón de Komodo no tiene los sentidos de la vista y el oído muy desarrollados por lo que utiliza su lengua para oler, detectar sabores y percibir estímulos. Al igual que otros reptiles, utiliza el órgano de Jacobson, un órgano auxiliar del sentido del olfato que le ayuda a orientarse en la oscuridad. Son excelentes corredores y depredadores voraces. Su alimentación se basa principalmente de carroña, aunque también cazan y tienden emboscadas a otros animales que incluyen invertebrados, aves y mamíferos. Basta con una morderdura para matar a su presa pues su saliva contiene 82 tipos de bacterias diferentes.

En estado salvaje, el dragón de Komodo es una especie amenazada y está catalogada como vulnerable en la Lista Roja de la UICN debido a la reducción de su ámbito de distribución. Hay aproximadamente entre 4.000 y 5.000 ejemplares en estado salvaje, pero la gran preocupación procede de la creencia de que tan sólo podrían existir 350 hembras reproductoras.

Contemplar a este espectacular saurio en el Parque Nacional de Komodo constituyen una experiencia única para los amantes de la naturaleza y la vida salvaje. Bien es cierto que tanto en el centro de visitantes de Rinca como las playas salvajes de Komodo, se observan compartimientos de turismo no muy ecofriendly, debida a la avalancha de turistas, nos es menos cierto que haber podido "perseguir" a un ejemplar salvaje acompañado de un guarda, ver una hembra en su madriguera o ver acercarse a la playa de Komodo desde la barca a cinco enormes dragones, ha sido una de la experiencias más fascinantes de este viaje de expedición con Ecowildlife. Os he dejado fotografías de la última expedición en este enlace.

lunes, 22 de agosto de 2016

INDONESIA: NAVEGANDO SOBRE LA LINEA DE WALLACE

“Dodinga está situado a la cabeza de una profunda bahía, exactamente enfrente de Ternate. Tan pronto como llegué, me presenté al patriarca de la aldea para solicitar una casa para vivir, pero todas estaban ocupadas, y era difícil encontrar una libre. Mientras tanto, me descargué mi equipaje en la playa y preparé un poco de té”.

A R. Wallace, El archipiélago malayo

El naturalista explorador encarna, para muchos, el mito de lo más grande, del ser capaz de abandonar casa, familia, fortuna y marchar en pos de lo desconocido, incluso hoy en día, todos intentamos buscar esos últimos espacios en blanco de nuestra imaginación y luego transmitirlos. Cada uno tiene su héroe particular, producto de su historia o sus lecturas; para mi, uno de ellos se llama Alfred Russel Wallace, para muchos un auténtico desconocido, para otros un olvidado, para la humanidad el hombre capaz de despertar a otro genio, Charles Darwin y conseguir darle la vuelta al mundo ciénifico. El año pasado se cumplió un siglo de su fallecimiento.

Muchos años después de regresar de su vuelta al mundo con el Beagle, Darwin seguía, por convicciones propias, sin publicar su "Origen de las Especies", sus demonios particulares y su respeto a los seres queridos le tiraban para atras, le prohibían publicar el libro que destrozaría, en e buen sentido, creencias y mitos religiosos de nuestra humanidad. En febrero de 1858 una carta proveniente de un joven británico desde el archipiélago malayo, es Alfred Wallace y le pide que por favro le corrija un artículo que  pretende publicar. Wallace describe en el citado artículo, el mecanismo de la evolución y del nacimiento de nuevas especies por selección natural, en el sentido literal que Darwin le atribuiría más tarde. El efecto en Darwin fue devastador, solo se atrevio a decicr, según cuentas: "Jamás vi coincidencia más impresionante; ¡si Wallace tuviera mi borrador escrito en 1842, no habría podido realizar un resumen mejor!". En ese momento Darwin no tuvo más remedio que publicar sus teorías.

La historias después nos contó otra cosas y el pobre Wallace nunca tuvo el favor ni e reconocimiento que se le dio a Darwin, la paternidad de la teoría de la evolución por selección natural ha sido invariablemente considerada única e indivisible, cuando lo cierto es que al menos dos padres, y no simultáneamente, tuvieron algo que decir.  Wallace no se inmuto, ni se alteró todo lo contrario, rehuyó cualquier tipo de enfrentamiento, de protesta o de denuncia, y siempre mantuvo hacia Darwin una actitud de genuina admiración hacia el maestro. De hecho en su obra combre "El Archipiélago malayo" le dedica a su maestro sus pensamientos y su obra.

Pero Wallace nos enseñó muchas cosas, en el campo de la ecología evolutiva o biogeografía, hay una línea que lleva su nombre: la línea de Wallace. Esta línea imaginaria, marca un límite biogeográfico real que cruza Insulindia y separa las regiones de Asia y Oceanía. Wallace se dió cuenta de que en cierto lugar la fauna (sobre todo) y la flora mostraban un brusco cambio, a pesar de la cercanía geográfica y la simillitud climática. Es, fisicamente,  la fosa de Wallace. Esta fosa está formada por subducción entre las places de Autralasia y Eurasia. Durante las fases de glaciación cuaternarias, en las que el nivel del mar bajó, a un lado y otro de la fosa quedaron tierras emergidas, mas la propia fosa resultó ser un estrecho profundo e infranqueable para fauna y flora. Es decir: las islas y tierras continentales a cada lado de la fosa intercambiaron poblaciones y recursos genéticos, mostrando una similitud en flora y fauna que no existe entre un lado y el otro de la fosa.

Cuando los homínidos se propagaron, tanto la fosa como la línea conformaron un límite natural infranqueable con Australasia, superado primero por el Homo erectus, luego por el Homo floresiensis y, finalmente, por el Homo sapiens aproximadamente hace unos 70000 años, cuando lograron construir embarcaciones rústicas de juncos.

Hoy hemos navegado sobre la Linea de Wallace, personalmente he sentido un gran respeto hacia el maestro y al desembarcar en Komodo, he mirado al cielo buscando las aves que el nos contó y he visto como eran diferentes a las que vimos en Java. Hoy he mirado al cielo y le he dado las gracias al maestro por habernos dejado un gran legado. Os dejo más fotos en este enlace.

sábado, 13 de agosto de 2016

INDONESIA: EL RIO SEKONYER EN LA SELVA DE BORNEO

Abandonamos la bahía definitivamente, las últimas barcas de pescadores nos despiden a los lejos, ahora sólo nos queda la profundidad de la selva y el deseo del primer encuentro con el gran simio. Es territorio del orangután, a nuestra derecha los inmensos bosques secundarios de Kalimantan, a nuestra derecha el Parque Nacional de Tanjung Puting, último reducto en Indonesia del mono rojo, el “hombrecillo de la Jungla” como le llaman los dayak.

Navegamos sin prisa con la cámara apuntando a las orillas, la humedad nos cala, un calor insufrible hace huir a los marineros bajo cubierta, arriba solo nos acompaña el guía y observador. El agua es marrón oscura. Han encontrado una mina de circonitas río arriba e ilegalmente están limpiando rocas con el agua del río y enturbiando la vida de los seres que habitan la corriente. Como Marlow ( el corazón de las tinieblas), mis pensamientos me llevan más allá del río, más allá  incluso de mi conciencia de urbanita, mis pensamientos están en la copa de los árboles, en las ramas más altas, busco respuestas lejos de la barcaza, quiero ver, de nuevo, un gran simio en libertad. Por muchas veces que fui a África nunca tuve la oportunidad de tener contacto con el gran gorila de montaña ni con los chimpancés de Tanzania o Ruanda. Como Marlow, voy buscando a un Kurtz, al gran simio rojo. El único gran simio que vive fuera de África.

La selva es verde esmeralda, el cielo limpio y las primeras estrellas ya asoman en el cielo. Un viejo pescador lanza las redes desde la orilla. De repente, sobre unas palmas, un movimiento seco, otro le sigue, la palma se agita rabiosa, una nube solitaria descarga un chaparrón, el río bulle con el calor y la humedad y comienza a levantarse una fina niebla, el pulso me tiembla, un ruido, como un leve gruñido sale de la jungla, grito al capitán que pare la barca, el motor se para en seco y la inercia nos mueve adelante…, un ser gigantesco asoma su cara entre el verde follaje, su cara negra, el pelo rojo, los ojos oscuros, la expresión asustada, mi cámara no responde, mi mano tiembla, sólo acierto en la huida a disparar una sola vez. La lluvia cesa, el animal ya marchó, el guía me mira incrédulo, sonrío estúpidamente…, se que lo he conseguido, se que esta foto es vuestra por que la estáis esperando.

Tenéis otra entrada de Borneo aquí  y el resto de fotos de orangutanes en este enlace.

jueves, 11 de agosto de 2016

INDONESIA: LLEGAMOS A LA SELVA DE BORNEO

Kalimantan es la parte Indonesia de Borneo. Hemos llegado tras varias horas de vuelo y muchas ganas de bajarnos de los aviones de quinta clase que sobrevuelan estas islas. La UE no recomienda cogerlos, pero yo necesitamos cogerlos para llegar donde vamos. Desde el aire solo se ve la profundidad de una jungla oscura y ríos negros que la cruzan.

El aeropuerto no existe, son una caseta de un viejo pueblo desvencijado a orillas de la bahía, no lejos de Kumai. Se llama Pangkalaban Bun y un 4x4 nos acerca hasta la orilla de la bahía. En casas barcos viven la mayoría de los habitantes de este lugar. Hui es nuestra familia de acogida, su barco, un bote de 16 metros de madera donde pasaremos los próximos días navegando por la jungla. El techo las estrellas y el horizonte la selva impenetrable.

Partimos tras repostar agua y comida y con un chut-chut constante nos movemos dejando atrás la orilla, cruzando a la otra parte…, si la otra parte. Sentado sobre la proa vemos pasar troncos podridos, lianas y hojas muertas que atrapa la corriente, el aire es espeso, irrespirable, la humedad se transpira por todos los poros, zumban los mosquitos y la sensación de ahogo es constante.

Me viene a la mente el señor Kurtz. Es siglo XXI nada tiene que ver con la célebre novela de Conrad “el Corazón de las Tinieblas”, pero a cada paso que avanza el barco y nos sumergimos en la oscuridad de la jungla, las sensaciones primeras que me produce el viaje son reveladoras de lo que debió sentir el señor Marlow cuando día a día se iba introduciendo en un mundo tan ajeno a su ciudad natal, el cambiar las comodidades del hogar por una jungla llena de enigmas, incógnitas, desasosiegos y peligros.

Cae la noche en a jungla, solo espero de este viaje del siglo XXI al corazón de Borneo,  no tener que pronunciar las últimas palabras que pronuncio el sr. Kurtz antes de morir en el barco que le trasladaba a su hogar: “el horror, el horror”.

Os he dejado mas fotos en este enlace.

miércoles, 10 de agosto de 2016

INDONESIA: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD TEMPLOS DE PRAMBANAN

Yogjakarta es una ciudad caótica, comercial y rodeada de maravillas naturales como los volcanes Merapi y Bromo pero también es un lugar de culto y cultura ya que, aunque ahora es musulmana,  antes la ciudad "bella" fue ciudad hindú y budista. De los templos de Borobodur ya os hablé en mi anterior post, hoy os traigo otro Patrimonio de la Humanidad como son lo templos de Prambanan.

A unos 15 kilómetros de la ciudad se alzan los majestuosos templos de Prambanan, fueron la construcción hinduista más importante construida en Indonesia. Se cree que en su apogeo se alzaban doscientos cuarenta templos consagrados a los tres dioses principales de la compleja mitología hindú: Brahma, Visnú y Shivá.  De lo que hoy podemos contemplar, en la plaza interior se levantan dicieséis templos, siendo los más significativos el templo central de Shivá, que se alza cuarenta y siete metros de altura, flanqueado al norte por el templo de Brahma y al sur por el templo de Visnú. Tres obras maestras de la arquitectura hindú ornamentadas con relieves ilustrativos de la epopeya del Ramayana, que probablemente fueron abandonados poco después de haberse completado, posiblemente debido a la erupción del cercano Monte Merapi.

Prambanan fue diseñado para imitar al monte Meru, la montaña sagrada que integra la morada de los dioses hindúes y el propio hogar de Shivá. La arquitectura de Prambanan sigue las tradiciones de las construcciones hindúes, basándose en el vastu shastra, una antigua doctrina hinduista que determina la influencia de las leyes de la naturaleza en las construcciones humanas.  Un monumental conjunto que probablemente fue erigido por orden de Rakai Pikatan, quien anunciaba de este modo el regreso de la dinastía hindú Sanjaya al poder en Java Central, después de la dominación de la dinastía busdista Sailendra, que erigió el templo Borobudur durante el reinado de Samaratunga en el siglo VIII.

Como en la lucha de religiones actual,  Prambanan se erige como el gran antagonista de Borobudur, simbolizando el resurgimiento de la fe hinduista en Indonesia. Aunque a día de hoy tan solo podemos hacernos una idea de su antiguo esplendor, con sus inmensos templos principales circundados por otros doscientos templos idénticos distribuidos geométricamente en cuatro filas y de los que sólo se conservan sus ruinosas bases de piedras amontonadas, ya que muchas de ellas fueron empleadas para erigir casas particulares y numerosos templos diseminados por las proximidades.

Os he dejado mas fotografías de Indonesia y los templos en este enlace.

martes, 9 de agosto de 2016

INDONESIA: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD TEMPLOS DE BOROBODUR

Quizás, sino fuera por los miles de visitantes que se acercan a verlo, Borobudur sería más espectacular aún. Su situación, si historia, su belleza arquitectónica, su nominación como Patrimonio de la Humanidad, lo hacen, sin duda, la atracción número uno de la isla de Java.

Las cúpulas del templo de Borobodur, recoge un gigantesco templo budista ubicado en la zona central de la isla de Java, situado entre los volcanes gemelos Sumbing y Merbabu, en Indonesia. Durante siglos, Borobudur permaneció olvidado por los hombres, la selva se adueño de sus escaleras y cúpulas, las cenizas de los volcanes cercanos lo fueron cubriendo hasta hacerlo desaparecer. Aunque las razones de su abandono permanecen desconocidas, se cree que la hambruna provocada por una erupción volcánica sobre el año 1000 pudo forzar el éxodo de la población, sumiéndose en un olvido secular cuando gran parte de sus habitantes fueron convertidos al Islam durante el siglo XV.

Tras la guerra colonial entre el Reino Unido y los Países Bajos, Java paso a control británicos entre los años 1811 y 1816, asignando el puesto de gobernador general a Thomas Stamford Raffles, el mismo que gobernaría en Singapur y Malasia. Raffles,  tuvo conocimiento de la existencia de un gran templo oculto entre la jungla cercana a la aldea de Bumisegoro, y envió a algunos hombres a buscarlo. Durante dos meses, un equipo de doscientos hombres  trabajó en las labores de excavación, despejando la vegetación para arrebatar el colosal monumento a la jungla que lo había guarecido durante siglos.

El Templo de Borobudur se cree fue fue construido  entre los siglos octavo y noveno, considerando que su construcción se dilató durante setenta y cinco años y que fue finalizada aproximadamente en el año 825, cuatrocientos años antes de que se construyeran las grandes catedrales europeas y trescientos años antes del famoso Angkor Wat de Camboya. Increíble pero totalmente cierto si se estudian los relieves y las historias que estos representan.  Fue levantado por la dinastía Sailendra que controló los territorios de Indonesia y el sudoeste asiático entre los siglos VIII y XIII.

El santuario guía a los peregrinos a través de un sistema de escaleras y corredores, conformando uno de los monumentos budista más grande del planeta. Las paredes y las balaustradas están ornamentadas con bajorrelieves que cubren una superficie total de dos mil quinientos metros cuadrados, que nos narran escenas de la historia de Buda y sus vidas anteriores, así como la ley del karma a través de las distintas reencarnaciones. El complejo del templo cuenta con más de quinientas estatuas de Buda, y en torno a las tres plataformas circulares, se pueden observar las setenta y dos estupas huecas que caracterizan el templo, estructuras budistas pensadas para contener reliquias, que probablemente derivan de los antiguos túmulos funerarios, una arquitectura extendida por todo el sudeste asiático

Levantado sobre un colina, se utilizaron millones de meros cúbicos de piedra y seguramente en su alzamiento debieron perecer decenas de trabajadores. Por todo ello y por su imponente recuerdo del pasado, el templo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1991. Os he dejado más fotografías en este enlace.

sábado, 6 de agosto de 2016

INDONESIA: EL VOLCAN MERAPI EN LA ISLA DE JAVA

Foto: EN LA COLADA DEL MERAPIQuizás, el monte Merapi, sea el más activo de todos los volcanes de Indonesia. Quizás no, seguro. Pero de bien seguro también es el más visitado y sus caminos, a veces parecen la quinta avenida, cargada de coches que suben arriban y abajo, dicen que hay 700 vehículos autorizados en el parque a subir gentes turistas, y otros tantos camiones viven de la extracción de arenas, cenizas y lavas del volcán, una locura en horas puntas y si al final la niebla cubre el volcán, no e deja verlo, un poco decepcionante. No obstante si llegan hasta aquí, merece la pena subir por bosques verdes que se recuperan del fuego de la última erupción,por las gentes que vamos viendo al paso y por la sensación de insignificancia ante el poder de la naturaleza viva.

El Merapi es un volcán activo localizado en la provincia de Java Central, Indonesia, a unos 30 kilómetros al norte de Yogyakarta. Gunung Merapi, como es conocido en su país, está clasificado como un estratovolcán o volcán compuesto cuya estructura se formó a partir de los flujos de lava expulsados a lo largo de millones de años.  Tiene una elevación  de 2,968 metros. Ahora está más bajo que antes de 2010, cuando ocurrieron intensas erupciones que se llevaron por delante miles de hectáreas de terreno y casi 300 vidas.

La palabra “Merapi” significa “montaña de fuego”. Todavía esta humeante y fresca la herida abierta consus vecinos. Indonesia, tras la última erupción lo declaró Parque Nacional, lo que hace que no se pueda ya vivir en el interior de la zona, a fin de evitar nuevas desgracias.  La lava viscosa y los materiales sólidos expulsados durante las erupciones se acumularon formando capa tras capa, y endurecidos en la superficie modelaron la forma de un típico estratovolcán.

Foto: RESTOS CALCINADOS TRAS EL PASO DEL VOLCANEn el camino vamos dejando poblados calcinados y recuerdos inhertes de otros tiempos. Tiene un largo historial de erupciones violentas. Se ha registrado 68 erupciones desde 1548. Por lo general experimenta grandes erupciones explosivas con flujos piroclásticos, pero con el correr del tiempo se han vuelto más explosivas, creando también domos de lava, es decir, tapones redondos en forma de montículos que se rompen. En la última erupción los vecinos no quisieron abandonar sus casas y sus escasas pertenencias y con ello perdieron su vida por las violentas explosiones que se produjeron y el gas tóxico que emanó. Por lo regular, hace erupciones pequeñas cada 2-3 años y grandes cada 10-15 años. El problema con el Merapi es que está ubicado en una de las zonas más densamente pobladas de Indonesia, con más de 24 millones de personas en un radio de 100 kilómetros.

Las fotos que acompañan este post que hicimos durante nuestras excursión y otras fotografías que os he dejado en este enlace , dan fe de esa violencia y dramática experiencia, Desde Yogjakarta podéis contratar un coche que os acerque y la excursión en jeep cuesta unos 25 euros por vehículo.