Páginas vistas en total

lunes, 13 de noviembre de 2017

LAGUNA DE GALLOCANTA, ¿PORQUE NO LLUEVE EN LOS CAMPOS DE LAS GRULLAS?

Un año más llego volando cansada y sedienta a los humedales de Teruel, hace años que vengo desde mi casa en el norte para descansar del frío invierno en las dehesas extremeñas y como siempre, primero suelo pasar unos días en las aguas someras pero tranquilas de la laguna de Gallocanta. Allá nos juntamos muchas familias a picotear el trigo y la avena recién sembradas, a beber agua fresca y a refugiarnos en las frías noches del rudo zorro que gusta de amedrentarnos y atemorizarnos. Un año más llegamos todas alborotadas y en gran número, en formaciones de decenas haciendo la famosa Uve que tanto gusta. Pero un año más diviso desde la alturas que la laguna esta seca, un año más, mis compañeras y yo, nos estresamos ante este contratiempo. No hay agua, los agricultores no han sembrado, no tenemos comida, no hay agua en la laguna y no podremos refugiarnos en la noche, no hay agua para saciar nuestra sed, es terrible, ¿que está pasando?, ¿por que nos está sucediendo esto?...

CADENA SER TERUEL: La sequía amenaza gravemente los humedales de la provincia de Teruel. Algunos de ellos ya están completamente secos y otros podrían agotarse en las próximas semanas si no aumentan las precipitaciones. Lagunas, balsas y charcas se encuentran ya en una situación límite. Algunos hace meses que ya no tienen ni una sola gota de agua: la fuente de Cella, la laguna del Cañizar o la de Almohaja, que ha llegado a ocupar 20 hectáreas en años lluviosos,están completamente secas. En Gallocanta, las grullas recién llegadas encuentran un paisaje distinto al que esperan, cosa que las altera.

Abajo veo al pastor con sus ovejas, contrariado como nosotras, la falta de agua le matará a muchas ovejas, camina con paso cansino hacia la balsa de Berrueco, un charco donde nos juntaremos todas a calmar la sed, animo a mis pequeños, es su primera migración, de que ya queda poco, que abajo en la balsa al menos podremos calmar la sed, pero, ¿por cuanto tiempo?. Creo que esta vez no podremos quedarnos y deberemos seguir de nuevo camino al sur, este año no creo que Gallocanta pueda ser nuestro lugar de descanso.

EL PERIODICO DE ARAGON: La sequía que se viene arrastrando desde el pasado verano por la falta de lluvias está marcando este fin de semana la celebración del décimo aniversario del Festival de las Grullas, que tiene lugar en la reserva natural de Gallocanta. Un humedal que se ha convertido en las últimas décadas en pieza clave para la migración de la grulla común(SIC), en los últimos 40 años ha desaparecido el 60% de los humedales de España. El Inventario de Humedales de Aragón incluye 275, que se encuentran distribuidos en ocho tipologías básicas diferentes. En este catálogo figuran Gallocanta y las saladas de Chiprana como humedales de importancia internacional, ya que forman parte desde 1994 de la lista Ramsar.

Nos dejamos caer sin fuerzas y bebemos con fruición del agua estancada, descansaremos un par de días. Miro a mi alrededor y apenas veo actividad de los agricultores, los terrenos están baldíos, apenas hay siembra.Si no hay siembra no podremos comer y eso no es bueno. Estos pobres agricultores, como nosotras, dependen de sus cosechas, si no hay agua no podrán sembrar y si siembran se morirá la semilla antes de germinar. No podremos seguir muchos días aquí, por el bien de todas nosotras deberemos continuar hacia el sur. Recuerdo que en 2012 llegamos a ser más de 50.000 hermanas hivernantes, pero que el año pasado solo fuimos 14.000. Aún así peor es para nuestros hermanos los ánades, casi no he visto ningún ave desde el cielo, solo algunos Ánades reales y algún porrón en la escasa laguna.

EL PERIODICO DE ARAGÓN: Vivimos y convivimos en el entorno de la laguna de Gallocanta, que es una reserva natural dirigida y un espacio natural protegido. Pensamos que la laguna y sus alrededores no solo son grullas, centros de interpretación y turismo ornitológico. También se debe proteger su clima, su medio ambiente y la atmósfera. En dicho entorno existe una masificación de estufas antigranizo y vuelos ilegales de avionetas antilluvia. Creemos que nos están modificando artificialmente el microclima de nuestro entorno. Llevamos varios años en los que precipita menos que en zonas limítrofes y esto está provocando que manantiales que siempre han tenido agua estén totalmente secos. Las precipitaciones escasean en primavera coincidiendo con el periodo en el que están encendidos los quemadores de yoduro de plata y observamos los vuelos ilegales de avionetas antilluvia.

No podemos esperar más, no quiero caer enferma ni que caigan mis pollos. Tenemos que seguir, tenemos que buscar el agua de la vida. Levantamos el vuelo a mediodía buscando lo alto de la térmica que nos dirija al sur. Los pequeños graznan nerviosos, pensaban que su camino había tocado al fin, pero no hijos mios, debemos seguir si queremos sobrevivir. Desde el aire observo unas familias que sentadas sobre el suelo nos miran curiosos, sus pequeños parecen que dibujan algo, nos dibujan a nosotras..., que ilusión, no por el dibujo,sino por la esperanza de que al menos, alguien está pendiente de nuestro futuro. Ojala al regreso en febrero hayan vuelto las lluvias y todos, ganaderos,agricultores y aves podamos volver a disfrutar de este hermoso entorno.

Para Emma y Jaime.

Os dejado algunas fotos más en este enlace.

2 comentarios:

  1. Que pena, la sequía está haciendo estragos, espero que el año que viene podamos verlas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verlas las vimos Javier, lo que pasa es que no había más que ¡¡1900!!, sinceramente el desastre se ve en todo el mundo, lo he visto en Islandia, lo hemos visto ahora en Gallocanta y lo vemos a diario en la tv. Espero que sepamos o sepan pararlo a tiempo.

      No obstante confiemos que el paso de regreso la laguna tenga agua y podamos vivirlo de neuvo en febrero. Salut gudari

      Eliminar